miércoles, 23 de diciembre de 2009

Hoy nacio José Smith



         
Artículo Propio
              Un 23 de diciembre de 1805 nacio José Smith, en  el pueblo de Sharon, condado de Windsor, Estado de Vermont. Parte de una familia de once personas José Smith crecio en un ambiente de pequeños agricultores. Sin embargo, se transformaría en un Profeta para miles de  personas, hoy para millones. Sería amado pero también perseguido, revelaría doctrinas y principios esclarecedores, algunos entrarian en total conflicto con las costumbre de su época. Las consecuencias de su obra, mandatada por Dios, se pueden percibir hoy con mayor fuerza que en sus comienzos.

 El manual de José Smith : Presidentes de la Iglesia nos señala de sus origenes:

      José Smith era estadounidense de la sexta generación; sus antepasados emigraron de Inglaterra a América del Norte en el siglo diecisiete. Los antecesores del Profeta ejemplificaban las característicasde las primeras generaciones de estadounidenses: creían que Dios los cuidaba y los dirigía, tenían una fuerte ética de trabajoy se dedicaban diligentemente al servicio de su familia y desu país.

      Los padres de José Smith, Joseph Smith y Lucy Mack, se casaron en 1796, en Tunbridge, Vermont. Era una pareja industriosa y devota que comenzó su vida matrimonial en circunstancias económicas favorables. Lamentablemente, Joseph Smith perdió la primera granja que el gobierno le había cedido para fines agrícolas y ganaderos y sufrió un número de reveses económicos en los años subsiguientes. La familia Smith se vio forzada a mudarse varias veces mientras el padre trataba de ganarse la vida cultivandolas colinas boscosas de Nueva Inglaterra, trabajando como empleado en otras granjas, operando un negocio mercantil o enseñando en una escuela.

    El mismo José Smith se refiere de esa época“nos veíamos obligados a trabajar arduamente para mantener a la familia que era grande…y, puesto que se exigía el esfuerzo de todos los que estábamoscapacitados para ayudar en el mantenimiento de la familia, por lo tanto, nos vimos privados del beneficio de una instrucción escolar. Baste decir que yo apenas había aprendido a leer y a escribir, y sabía algunas reglas básicas de la aritmética”. 

  Al igual que muchos otros, las circunstancias que rodearon el nacimiento e infancia del Profeta fueron en el aspecto temporal bastante escasas y limitadas. Sin embargo, esto no fue una limitante para que cumpliese su misión como Profeta, vidente y revelador. Hoy se cumplen más de docientos años desde su nacimiento, es un buen día para recordar las bendiciones que hemos recibido de Dios por intermedio de sus siervos os Profetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada