lunes, 11 de octubre de 2010

El discurso de Presidente Packer y la homosexualidad

Lo he escuchado nuevamente y no hay nada en el que me parezca distinto a lo que he escuchado de parte de nuestros líderes, las Escrituras y las enseñanzas de los Profetas. Entonces intento entender porque esta vez levanta tanto polvo un discurso que sólo sigue enseñando lo que hace 188 años se enseña en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; que el matrimonio es solamente entre personas de sexo opuesto, que Dios no condena inmediatamente al pecador sino al pecado y que en este caso la homosexualidad es un pecado grave ante los ojos de Dios. Sin lugar a dudas nuestras enseñanzas no han cambiado en este punto, tampoco la forma en que hemos tratado este tema.

Entonces las condiciones hoy son distintas no porque nosotros seamos distintos sino porque  hay grupos que antes no se pronunciaban, estos grupos merecen el mismo respeto que cualquier persona humana merece, pero en ningún caso merecen nuestra aprobación. Las normas morales de la Iglesia son hoy distintas a la que estos grupos quieren establecer en la sociedad. La situación anterior es problemática. En mi juicio las críticas que se hacen a la Iglesia por el trato que da a la homosexualidad van incluso más allá de legalizar el matrimonio homosexual en esta ocasión. Las críticas ni siquiera,  a mi juicio están buscando lo anterior sino que suben un peldaño más arriba, buscan que la Iglesia cambie su posición con respecto a la homosexualidad. Lo anterior lo considero salvaje, un grupo de presión esta buscando que otro grupo cambie su manera de pensar y de creer. Eso es totalmente violento. La violencia no pasa solo por violencia física. 

Lamentablemente muchas veces parte de ese pensamiento no nace fuera de los que se consideran mormones sino dentro de la misma Iglesia. Basta con revisar una serie de blogs en inglés de "mormones liberales", o siquiera así se sienten, que además de cuestionar una y mil cosas de la Restauración cuestionan la posición de la Iglesia en este tema, cuestionan la posición de los oráculos vivientes de Dios en la tierra. Otro ejemplo,  la protesta en la manzana del Templo en Salt Lake en la semana recién pasada luego de la Conferencia General que agrupo a unas 2000 o 3000 personas (ver fotografía). 

El pensar que la homosexualidad puede ser aceptada como una práctica aprobada por la Iglesia del Señor, es no entender nada del sistema de creencias del mormonismo. La familia esta compuesta de dos progenitores, hombre y mujer.  La familia eterna solo es concebible en esa línea. Más que en cualquier otra religión cristiana, el aceptar la homosexualidad sería restarle validez a una serie de doctrinas fundamentales como lo son la vida pre-mortal, la naturaleza divina de cada espíritu, la familia eterna, la obra vicaria o por los muertos, la ley de castidad, el arrepentimiento, el libre albedrío, la expiación.  La lista suma y sigue.  Esta vez no se trata de si un hombre de color puede recibir el sacerdocio o no, ni si es necesario discontinuar la práctica de la poligamia. En ningún momento estas decisiones que sin duda fueron reveladas y claves para el desarrollo de la Iglesia comprometieron el sistema de creencias y doctrinas del mormonismo, como la hace en su esencia el aceptar la homosexualidad como una opción sexual válida en la Iglesia. 

10 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con lo que manifiestas, lo único que queda es ser caritativo y tolerante con éstos hermanos y continuar explicando que las cosas no son como ellos piensan, sino que simplemente son como deben ser.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo pero se debe llegar a su corazón ellos facilmente no lo podran entender pues con ayuda del senor todo se puede

    ResponderEliminar
  3. D ACUERDO TENEMOS APOSTOLES Y PROFETAS Y SAVEMOS LA DOCTRINA DEVEMOS ASEPTAR KE NO COMPRENDEMOS MUCHAS COSAS Y QUE NOS CUESTA MUHCO EJERSER FE EN JESUSCRISTO DE LO CONTRARIO NO ES TUVIERAMOS COMO ESTAMOS PERO VIENDICEN LAS ESCRITURAS EL KE TIENE OJOS APRA VE VE Y Y OIDOS APRA OIR OIGA BYE.

    ResponderEliminar
  4. realmente se que la homosexualidad es algo que no podemos controlar ni es una decicion... si lo fuera definitivamente yo elegiria no ser homosexual.... pero aun asi soy mormon y se que Dios es el mismo hoy, mañana y siempre... los principios no cambian, la sociedad si y aunque querramos justificarnos no podemos... pero aun asi yo se que no hay tentacion que no sea humana y con la tentacion el señor da la via para que superemos todo... simplemente la sociedad ha llegado a tal punto que hace pensar que tales practicas y demas son aceptables pero siento que si confiamos en el señor podremos superar cualquier cosa...

    ResponderEliminar
  5. me parece interesante tu opinión y muy respetuosa (diría inspirada pero no quiero dar un matiz ni de misticismo ni de burla a mi comentario)pero creo que te equivocas en la parte final, al hacer una diferencia teológica y práctica entre el trato que la iglesia le dio en su momento al matrimonio plural y al sacerdocio para personas negras. Sinceramente para mi es muy difícil no ver paralelismos sociológicos entre los tres casos, y desde cualquier orilla mas o menos estricta de teología SUD se podría decir que la iglesia ha dado marcha atrás en determinados momentos de sus creencias debido a la infalible carta de la "revelación" que es, en la práctica, una especie de comodín infalible. Mi punto es que aquello de que las verdades absolutas de la iglesia se han mantenido impasibles a lo largo de la historia es falso, se han ido acomodando a los momentos históricos que el mundo (y la iglesia) han ido viviendo ya sea por revelación divina o por conveniencia política, y me parece que en estos tiempos cabe reflexionar el tema de la homosexualidad con mucha mas profundidad y sin caer en dogmatismos

    ResponderEliminar
  6. estoy de acuerdo con el presidente Packer por que lo creo y lo apoyo firmemente por que el señor me y so comprender estas cosas
    el hombre y la mujer es una familia

    ResponderEliminar
  7. tengo 20, y tengo un como un tiempo siendo mormon y me siento mal de ser homosexual y tengo mucho luchando contra eso, pero nose como decircelo a mi obispo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no tienes que sentirte mal por hablar con tu obispo, el ha sido llamado por Dios y te ayudara a enfrentar este desafió (como cualquier otro desafió que uno pueda tener en la vida) el Padre te conoce y te ama, te ayudara por medio de sus siervos; ora con fe, habla con el Padre de tus inquietudes (como un hijo a un padre)y luego habla con tu obispo, el sera inspirado por Dios para ayudarte.

      Eliminar
    2. yo luche por algunos años, hasta que yo y mi obispo desistimos

      Eliminar
  8. Realmente no creo que tu obispo haya desistido, lo que paso seguramente es que te diste por vencido y tu obispo respeto tu albedrio; ahora, es difícil juzgar en su real magnitud lo que has debido de vivir dia a dia con ese desafio, pero tambien se que a pesar de todo el dolor, angustia o sufrimiento que hayas podido experimentar pudiste ELEGIR no desistir y dejarte arrastrar por esa mala inclinación. Al fin y al cabo fue tu desicion ..y el "Señor jamas nos da pruebas o desafíos que no podamos superar"... junto con Él. Digo esto con el propósito de que te des cuenta, que así como caiste te pieces volver a levantar...el poder esta en ti.

    ResponderEliminar