sábado, 18 de septiembre de 2010

Bicentenario de Chile y las profecías para el pueblo chileno.

En el día en que se conmemora el bicentenario de Chile, un saludo fraterno a todos los chilenos que visitan este blog. A continuación la visión acerca de Chile dada por Elder Bruce R. McConkie del Consejo de los Doce Apóstoles el día 1 de marzo de 1977 en Santiago, Conferencia de área. Y recuerden que lo mejor esta por venir...

Me gustaría hablaros de la visión que tengo para el pueblo chileno. Puedo prever el día en que las siete estacas sean setenta veces siete; en este país, puedo prever el día en que los 250 misioneros chilenos lleguen a ser miles; puedo prever el día en que los 30.000 miembros de la Iglesia en esta gran nación llegarán a ser los miles de Efraín y los miles de Manasés de los cuales hablan las escrituras, puedo prever el día en que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días será la mayor influencia de esta nación. Puedo ver el día en que el Señor derrame abundantemente sus bendiciones sobre Chile, debido al gran número de miembros justos de la Iglesia que viven aquí.

Sois bendecidos por pertenecer a una gran nación. El Señor ha preparado a las naciones del norte y Sudamérica para poder establecer la Iglesia en esta dispensación. Ya nos hemos establecido eficientemente.

Aquí mismo tenemos aquellos que tienen la capacidad para Representantes Regionales, Presidentes de Estacas, y Presidentes de Misión. 

El gran Profeta del Libro de Mormón, Nefi, cuyos pies pisaron las tierras de Chile, vió lo que habría de ser en los últimos días.

El vió que la Iglesia del cordero de Dios estaría en toda la superficie de la tierra; vió que los Santos del Cordero estarían en todas las naciones hablando todas las lenguas; vió que el pueblo del convenio se reuniría en cada nación; y que habrían de encontrar oposición y resistencia por parte de las fuerzas del maligno; vió que habrían de tener la oposición del mal y la iniquidad.

Pero también vío que estarían armados con el poder y la justicia de Dios.

Ese día está ahora amaneciendo; la Iglesia se está estableciendo en las naciones de la tierra.

En un grado pequeño, vosotros habéis sentido la efusión de Espíritu del Señor; esto es tan sólo un pequeño ejemplo de lo que ha de ser. en el mes de abril de 1976, dije públicamente en Santiago que el día habrá de llegar cuando haya un Templo de Santiago, y hoy, os repito lo mismo. Podéis escribir en vuestros diarios íntimos puesto que ha de acontecer.

Ruego para que Dios nuestro Padre, derrame su Espíritu abundantemente sobre esta nación y su Iglesia. Y en el futuro, habrán  hombres que dirán a otros "Quita tu calzado de tus pies, porque el lugar que tu estás, tierra santa es"(Éxodo 3:5).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada