miércoles, 22 de septiembre de 2010

La Iglesia envía ayuda a Pakistán

SALT LAKE CITY 25 de agosto de 2010. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está coordinando con otras agencias de ayuda el envío de auxilio a Pakistán, país asolado por inundaciones recientes. La Iglesia colabora con International Relief and Development, International Medical Corps, Saba Aslam Welfare y Trust en la compra y reparto local de suministros de ayuda inmediata. En las próximas semanas se procederá al envío de más suministros desde el Centro Humanitario en Salt Lake City en colaboración con Islamic Relief USA, mientras se siguen realizando valoraciones para determinar la necesidad de enviar más ayuda en futuras semanas.
“Nuestros pensamientos y nuestras oraciones acompañan a la gente de Pakistán”, dijo H. David Burton, Obispo Presidente de la Iglesia, encargado de supervisar las labores humanitarias. “Las generosas donaciones de miembros de la Iglesia y otras personas están permitiendo a la Iglesia brindar ayuda para paliar el sufrimiento de muchas personas”.
Las copiosas lluvias monzónicas caídas en Pakistán provocaron la peor inundación de los últimos 80 años a finales del mes de julio y afectaron a más de un tercio del país, provocando la muerte de más de 1.500 personas y dejando unos 17 millones de afectados directos. Más de 1,2 millones de hogares resultaron destruidos, dejando a unos ocho millones de personas sin hogar.
Dado que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no cuenta con presencia oficial en Pakistán, no hay miembros, ni misioneros ni centros de reuniones de la Iglesia afectados por las inundaciones.
La Iglesia proporciona proyectos de ayuda y desarrollo para fines humanitarios a países de todo el mundo, los cuales operan indistintamente de la nacionalidad o la religión de los receptores. Las donaciones, principalmente de miembros de la Iglesia, así como de otras personas de todo el mundo, permiten hacer posible estos proyectos de ayuda. La totalidad de las donaciones realizadas a los servicios humanitarios de la Iglesia se destinan a estas labores de ayuda, mientras que la Iglesia asume los gastos indirectos que éstos generan.
 Tomado de sitio oficial de la Iglesia en España

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada