martes, 9 de marzo de 2010

Hallan cadena de plata de 1847 en BC


El Universal de México

Una esclava de plata del siglo XIX encontrada en el desierto del Álamo Mocho, en Baja California, constituye la primera evidencia material de que en ese lugar acampó un batallón mormón antes de integrarse a la guerra de 1847 de Estados Unidos contra México y que resultó con la pérdida para este país de la Alta California, entre otros territorios, afirmaron especialistas del Instituto Nacional de Antropología (INAH-Conaculta).
La esclava de plata, exquisitamente trabajada, "contiene Los Diez Mandamientos en inglés antiguo, la portada y contraportada del libro sagrado de la Biblia, y dos manos de ángeles que servían de seguro para que la pulsera quedara firme en la muñeca de su portador", indicó el arqueólogo Antonio Porcayo Michelini.
Junto con esta pieza también se encontraron un cuchillo bifacial de piedra que podría tener alrededor de ocho mil años de antigüedad, además de cerámica yumana, así como huesos de pescados y otros mamíferos.
El descubrimiento se registró en diciembre pasado, una semana antes de que especialistas del INAH-Conaculta comenzaran el trabajo de exploración en dicho lugar, como parte del proyecto Registro y Rescate de Sitios Arqueológicos de Baja California-Fase Municipio de Mixicali.
Cuando los especialistas realizaban un recorrido por la zona se produjo una tormenta de arena en el desierto de Mexicali, lo que propició que muchos materiales arqueológicos que estaban ocultos, entre ellos dicha alhaja, quedaran al descubierto.
"El desierto la devolvió en diciembre pasado, tras más de 150 años de permanecer extraviada, y representa un testimonio claro para los historiadores de México y de Estados Unidos de que, efectivamente, el Álamo Mocho fue el lugar donde acamparon los mormones durante tres días aproximadamente, antes de integrarse a la Guerra de 1847, y de cuyo hecho sólo se tenía referencia documental", aseguró Porcayo Michelini.
Al parecer, el dueño de la esclava fue un militar del batallón mormón formado por 500 hombres a cargo del teniente coronel Philip St. George Cook.
Este batallón habría acampado en ese lugar durante tres días, en busca de agua, en enero de 1847, en su camino a San Diego para apoyar al ejército estadounidense en la invasión a California, el cual les había ofrecido que si participaban en la batalla serían recompensados con territorios en Utah y Nevada, en donde podrían ejercer su religión sin ser perseguidos, agregó el especialista.
Uno de sus líderes -añadió el arqueólogo-, les había dicho que si respetaban Los Diez Mandamientos durante su ruta hacia California, no tendrían que entablar ninguna batalla, ya que ellos son pacifistas. "Y lo curioso es que cuando llegaron a San Diego, la guerra ya había terminado, por lo que no tuvieron necesidad de pelear".
Porcayo Michelini comentó que otra pista que hace pensar que se trata de una alhaja perteneciente a un soldado mormón es que los mandamientos están escritos en inglés antiguo, correspondiente a esa época.

"La esclava es referencia de los diez mandamientos que ellos siguieron al pie de la letra. Además, en la esclava se ve claramente lo que dicta uno de los mandamientos, que es respetar el sabbat para honrar a su dios, ya que su día de culto es el sábado".
 
En los siguientes meses, adelantó el arqueólogo, se investigará más a fondo dicha esclava, su manufactura y posiblemente se logre precisar quién fue el dueño, a partir de la consulta en archivos que se haga de los diarios y registros detallados que hicieron los mormones durante su recorrido".

El desierto del Álamo Mocho es estudiado por el INAH desde 2007, y a partir de diciembre pasado se comenzó la exploración sistemática y extensiva. 
aaae


Nota: No guardamos el sábado, el periodista no investigo nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada